Capellán Evangélico Pierde Batalla Legal en Reino Unido

El Tribunal de Trabajo de Reino Unido mantiene el castigo a un capellán que citó versículos de la Biblia sobre la homosexualidad en uno de sus sermones a presos.

Un predicador protestante de denominación pentecostal, Barry Trayhorn, que sintió que no tenía otra opción que renunciar después de haber sido disciplinado por citar de la Biblia durante un servicio de la capilla de la prisión, ha perdido su apelación contra la sentencia del Tribunal de Trabajo, que postulaba que la prisión tenía derecho a disciplinarlo.

El capellán Barry Trayhorn se ofreció como voluntario para visitar y predicar en la capilla de la prisión HMP Littlehey, una cárcel para delincuentes sexuales.

En mayo de 2014, el capellán predicó en un servicio citando la Biblia y hablando sobre el perdón de Dios para aquellos que se arrepienten.

Citó 1 Corintios 6:9-10 que dice que “ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios”.

Posteriormente le denunciaron por incluir a los homosexuales en la lista, alegando que no debería haberlos mencionado en su cita. Trayhorn fue disciplinado, por lo que se sintió obligado a renunciar.

En una sentencia dictada el pasado 2 de agosto, la magistrada Slade confirmó la sentencia del Tribunal de Trabajo, para quien la cita de la Biblia en un servicio religioso podía “legitimar el maltrato” de los presos homosexuales y agregó que Trayhorn fue adecuadamente disciplinado por mencionar la homosexualidad como pecado.

El predicador planea llevar su caso ante el Tribunal de Apelación.

“PREDICO EL ARREPENTIMIENTO”

Comentando la sentencia, Barry Trayhorn dijo:

“Los presos necesitan oír la palabra de Dios tanto como cualquier otra persona: si la gente viene a un servicio de capellanía cristiana, no podemos retener la verdad del evangelio de que Dios perdona a los que se arrepienten”.

“De ninguna manera mi cita de 1 Corintios 6 pretendía intimidar o maltratar a nadie. Comparto el Evangelio con ellos porque estoy motivado por el amor de Cristo para decirles que pueden encontrar el perdón. Le dije a los presos que soy el peor pecador, lo sé”.

“Me preocupa que esta decisión restrinja a otras personas como yo de compartir el mensaje de Cristo en las cárceles – e incluso en las iglesias. El cristianismo está bajo ataque en esta nación, no puedo dejar de preguntarme si otras creencias recibirían el mismo trato”.

ANDREA WILLIAMS: “PELIGROSO PRECEDENTE”

Andrea Williams, Directora Ejecutiva del Christian Concern, agregó que la sentencia “establece un precedente peligroso no solo para los capellanes de la prisión, sino para cualquier ministro que predica el Evangelio. Decir que citar un versículo de la Biblia puede ser ofensivo, podría tener serias implicaciones en la libertad de los ministros en las prisiones”.

No es este el primer caso de conflicto sobre la temática sexual que implica a predicadores en Reino Unido.

Fuente: ProtestanteDigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s