EEUU: Cristianos Iraquíes Bajo Amenaza de Deportación

Decenas de cristianos iraquíes han sido arrestados en Michigan en una serie de redadas. “Volver allí es como una pena de muerte”, aseguran.

La comunidad caldea (cristianos iraquíes) en Estados Unidos se ha manifestado en contra de una serie de redadas policiales y detenciones que se han producido sobre todo en los últimos días. Si se cumplen los planes de las autoridades, muchos podrían ser deportados a Irak, lo que según los cristianos sería “como una condena a muerte”.

“Mi papá es cristiano y Donald Trump lo está enviando a un lugar que no es seguro”, dijo Cynthia Barash, de 18 años, hablando de la continua matanza de seguidores de Cristo a manos del Daesh en Irak.

Según informó CNN el lunes, su padre, Moayad Barash, de 47 años, fue una de las 30 a 40 personas arrestadas por agentes de Inmigración y Aduanas en Detroit, como parte de los esfuerzos de la política de deportación.

“Hizo algo mal hace 30 años, no hizo nada hoy, ayer, hace un año”, dijo, señalando que su padre había sido atrapado con marihuana hace dos o tres décadas.

Otro familiar, Jeremías Suleiman dijo que su tío había estado viviendo en los Estados Unidos durante 35 años antes de la detención del domingo.

“Si mi tío es devuelto, es básicamente condenarle a una pena de muerte”, dijo Suleiman a los medios. “Hemos estado aquí todas nuestras vidas”, agregó, instando a Trump a reconsiderar estas deportaciones masivas, dado que la comunidad caldea lo apoyó en gran medida durante las elecciones presidenciales.

DEPORTACIONES EN MARCHA

La autoridad de inmigración, el ICE, explicó que Irak ha aceptado “acoger a varios ciudadanos iraquíes sujetos a órdenes de expulsión”, y señaló que la gente que está arrestando ha sido condenada por crímenes.

“Como parte de los esfuerzos del ICE para procesar el atraso de deportación de estas personas, la agencia arrestó recientemente a varios ciudadanos iraquíes, los cuales tenían condenas penales por delitos como homicidio, violación, asalto agravado, secuestro, robo, tráfico de drogas, robo, asalto sexual, portación de armas y otros delitos”, dijo la agencia.

“Cada uno de estos individuos recibió procedimientos de inmigración completos y justos, después de lo cual un juez federal de inmigración los consideró inelegibles para cualquier forma de alivio bajo la ley de los Estados Unidos y ordenó que fueran expulsados”, añadieron las autoridades.

CRÍTICAS AL GOBIERNO

Los cristianos iraquíes en Estados Unidos, sin embargo, consideran que la medida es contraproducente. Nathan Kalasho, líder de la comunidad caldea en Detroit, señaló que los cristianos iraquíes han sido designados víctimas de genocidio.

“¿Quién podría pensar que este acuerdo podría ser bueno?” se pregunta Kalasho. “Irak asume unos cuantos cientos de antiguos nacionales, algunos de ellos han pasado casi toda su vida aquí y algunos han cometido ofensas menores y ya han pagado su deuda con la sociedad”, añadió.

Lundon Attisha, director de comunicaciones de la Fundación Humanitaria de Minorías, añadió que algunos de los detenidos el domingo habían estado viviendo en los Estados Unidos por más de 30 años.

“Son ciudadanos estadounidenses por todos los intentos y propósitos, no son iraquíes, si son devueltos a Irak se enfrentan a la muerte, es tan simple como eso. Muchas personas ya no tienen familias, no tienen protección”, dijo Attisha.

Mark Arabo, presidente de MHF, argumentó que el envío de estos cristianos a Irak es “como enviar ganado a una masacre”. “Son cristianos que serán asesinados cuando lleguen a Irak, es inhumano, increíble y presentaremos una demanda federal pidiendo una suspensión”, dijo Arabo.

Según informó AP, cerca de 100 personas protestaron el domingo en un centro de detención de Detroit, expresando preocupaciones similares por los detenidos.

Grupos de vigilancia e informes han indicado que más del 80 por ciento de los cristianos han huido de Irak en los últimos 13 años debido a la violencia sectaria y el surgimiento del Estado islámico. Irak fue el hogar de alrededor de 1,5 millones de cristianos en 2003, pero ahora menos de 300.000 permanecen en el territorio

Trump ha emitido dos órdenes ejecutivas, suspendiendo temporalmente el reasentamiento de refugiados y prohibiendo la inmigración de media docena de países de mayoría musulmana. Ambos han sido bloqueados por jueces federales. Muchos grupos religiosos y evangélicos han denunciado las órdenes ejecutivas, pidiendo compasión para aquellos que buscan establecerse en los Estados Unidos, aunque algunos han respaldado a Trump en sus esfuerzos por mantener la seguridad de la nación.

Fuente: ProtestanteDigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s