Llevando la Compasión Cristiana a Los “Intocables” de Nepal

En un pueblo destruido por un mortal terremoto en el 2015, Samaritan’s Purse está reconstruyendo los hogares de una sociedad marginada y olvidada.

El pueblo en el distrito de Kavre, con su empinado terreno montañoso y ventoso y senderos de tierra, luce como muchos otros pueblos en Nepal. Muchas familias son granjeras y viven aquí por generaciones. Ellos son amables e increíblemente trabajadores.

Uno nunca sabría que estas familias son consideradas marginadas. Viven su vida entera como lo más bajo de lo bajo porque son Dalits- lo último de la jerarquía casta Hindú. Ellos son considerados los “intocables” , y no tienen medios para avanzar en la sociedad. Un mejor empleo y oportunidades educacionales están totalmente bloqueadas para ellos.

Casi todas las casas de este pueblo fueron destruidas cuando un mortal terremoto de 7.8 de magnitud azotó la región central de Nepal, el 25 de abril del 2015. Un segundo terremoto los golpeó el 12 de mayo del mismo año, trayendo una nueva ola de pánico y temor entre los habitantes de Nepal. Aún, después de dos años este pueblo de intocables está tratando de volver a reconstruir las casas con techos azules, decorando la ladera de la montaña.

La firma techos azules indica numerosas casas que Samaritan’s Purse ( billetera de los samaritanos) han reconstruido el período subsiguiente al terremoto.Acerca del 25 por ciento de nuestro trabajo de reconstrucción por todo Nepal está enfocado en este pueblo.

Las familias marginadas se están mudando a casas temporarias y bajo nuestra seguridad, casas resistentes a los terremotos , y , como ellos hacen, reemplazan la ansiedad pir esperanza, gratitud y amor.

Ningún lugar para volver.

Gyami vive con su nuera, su hijo del medio y sus cinco nietos en el pueblo de los intocables. Su hijo ,el que vive con ella , es discapacitado y no puede caminar, y sus otros dos hijos trabajan en Katmandú.

“No había nadie que nos ayudara ,” dijo Gyami acerca de los eventos ocurridos el año pasado por el terremoto.

“Todos lloraban.Teníamos comida, pero todo quedó deshecho en el barro cuando la casa colapsó.”

Gyami y su familia vivieron en una carpa por un año. Ella dice que no tenía idea de cómo iban a reconstruir,especialmente desde que ha estado viviendo en su propia casa.

“Mi esposo me dejó por otra mujer. Él se llevó todo- tierra y dinero”, dijo Gyami.

Sus hijos en Katmandú, trabajan duro para enviarle dinero, de igual manera la familia aún atraviesa por problemas financieros.

La noticia de que Samaritan’s Purse ayudaría a su familia era muy buena para ser real.

“No pude dormir en toda la noche , cuando una persona de Samaritan’s Purse dijo que vendrían a reconstruir mi casa”, contó. Gyami.

Gyami se mudó de la carpa unos pocos meses atrás.

“No teníamos un lugar para dormir,” dijo ella.” Ahora , tenemos un hogar. Estamos muy felices”.

Una viuda recibe ayuda.

Ganga estaba trabajando en un campo de maíz cuando el piso comenzó a temblar “Estaba tan asustada que no podía moverme. Mi hijo vino a buscarme ,” dijo.

Ellos permanecieron en el campo todo el día. Durmieron afuera sin colchón o frazada, porque estaban tan asustados de volver a casa y tomar sus pertenencias.

“No comimos nada”, fijo Ganga , toda nuestra comida estaba arriba en la cocina. Tristemente alimentar a su familia no fue tan fácil después del terremoto.

“La escasez de agua pasó a ser un gran problema”,explicó Ganga. “ Fue por eso que los vegetales no crecían”.

La familia come mucho maíz porque puede crecer con poca agua.Nuestra única otra comida principal es el arroz que compramos en el supermercado.

El esposo de Ganga murió hace siete años, y su dolor crónico en la rodilla hace que trabajar o ir al supermercado sea difícil para ella.Sus dos hijos más grandes viven cerca con sus familias. Muchos parientes también viven en el pueblo y cada una de sus casas fue dañada.

Samaritan’s Purse está reconstruyendo la casa de Ganga en el terreno de al lado de du antigua casa. Ganga no puede esperar para mudarse con su familia a una casa limpia, segura y cómoda.

Su historia es una de las que el staff de Samaritan’s Purse ha escuchado una y otra vez, especialmente en este pueblo en particular. Las familias estuvieron trabajando duro y haciendo lo mejor que podían antes del terremoto -pero no fue suficiente. El terremoto amontonó más dolor y más problemas sobre los hombros de los padres y abuelos ,que nunca imaginaron que las cargas de la vida podrían abrumarlos más.

Samaritan’s Purse está ofreciendo esperanza a este pueblo desesperado por un poco de alivio a tanto dolor y esfuerzo.

Como cristianos, no podemos ignorar al oprimido, porque amamos a la gente en el nombre de Jesús y llevar compasión a aquellos que han sido olvidados por tanto tiempo. Por favor les pido oración por la continuidad de nuestro trabajo en Nepal.

“ Porque no será olvidado el pobre para siempre, ni será en vano la esperanza del humilde”. Salmos 9:18 ( Versión Biblia Latinoamericana)

Fuente: GacetaCristiana.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s