EEUU: Escuela Reprende a Maestra Por Decirle a su Colega: “Voy a Orar Por Usted”

Una técnica de educación especial en una escuela secundaria pública de Maine ha presentado una demanda federal en contra de su distrito escolar, después de que ella fuese reprendida por decirle a un compañero de trabajo, que iba a orar por él.

Según su denuncia, la maestra Toni Richardson comenzó expresando su preocupación el pasado otoño sobre un nuevo miembro de su equipo de educación especial en la escuela secundaria Cony, cuya conducta en el trabajo estuvo marcada por la frustración y los “cambios de humor”. En un momento dado, al tratar de dar una palabra de aliento después de notar la dificultad de su compañero de trabajo, ella le dijo en privado que iba a rezar por él.

“Le dije que pensaba que los estudiantes podrían utilizar un buen modelo masculino en él porque muchos de ellos eran de hogares sin padre. Y como miembro de mi iglesia le dije que iba a orar por él. Él dijo, ‘Gracias. Eso significa mucho para mí'”, relató Toni. Sin embargo, días después durante una reunión para tratar el tema del profesor, terminó siendo ella la cuestionada si había dicho a nadie que era un cristiano o hecho declaraciones basadas en la fe.

Cuando ella admitió que había dicho al hombre que iba a orar por él, Richardson fue informada que sus acciones violaban la Primera Enmienda de la institución. Pronto recibió una nota en donde se le advierte que en cualquier tipo de violación futura, ella podría estar sujeto a medidas disciplinarias o el despido. Frente a ello, Richardson presentó una queja ante la Comisión de Igualdad en el Empleo (EEOC) sobre el asunto.

“Mis comentarios eran simples expresiones de aliento. He elegido poner mis sentimientos en el contexto de mi fe, y transmitirlos en una conversación privada con otro adulto de mi iglesia”, escribió. “Verbalmente reprender y ordenar a un empleado de la escuela que se abstenga, durante una conversación privada, de decir a un colega que asiste a la misma iglesia, que estoy orando por él, es una práctica laboral ilegal”, afirma en su queja.

Richardson está siendo representado por el Primer Liberty Institute con sede en Texas. El cual define que “Nadie debe ser amenazado de perder su trabajo por decir en privado un compañero de trabajo, “Voy a orar por usted”, dijo Senior Counsel Jeremy en un comunicado. “Los empleados escolares no están obligados a ocultar su fe el uno del otro”.

Fuente: ImpactoEvangelistico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s