Argentina: Amenaza de Bomba en Escuela Evangélica de Tandil, Buenos Aires

Nuestro colegio experimentó ayer la primera amenaza de bomba en sus 30 años de trayectoria como institución educativa. El día miércoles 10 de mayo se registró una llamada anónima al Destacamento Policial de la ciudad de Tandil informando que habían colocado un explosivo dentro del Colegio Estrella de Belén, ubicado en Mitre 641.

A las 12:30 la policía se acercó a la escuela para dar aviso de la necesidad de desalojar el edificio y tomó contacto con Daniela Blois, directora del nivel inicial, que se encontró con los efectivos cuando acompañaba la salida de los alumnos de jardín. Los uniformados le pidieron hablar con un representante legal. La evacuación de los alumnos se realizó en un tiempo de aproximadamente 9 minutos, sin embargo hay muchas cosas que mejorar ante este tipo de situaciones, ya que la salida fue desorganizada y desprolija.

Aunque se trató de una llamada en broma, causó mucha repercusión no solo en la institución sino en la localidad tandilense. Los estudiantes del nivel inicial y primario fueron quienes más afectados quedaron ante esta situación. Muchos de ellos pensaron que realmente había una bomba en la escuela. “Fue el peor día de mi vida, pensé que mi Jardín iba a explotar”, le dijo consternado un alumno de sala de 5 a su mamá cuando lo vino a buscar. Los padres que venían a retirar a sus hijos, al ver cortada la calle por los efectivos policiales se asustaron bastante hasta que los directivos del Colegio les informaron sobre la situación. “Lo más tenso fue encontrar a algunos de los más chiquitos llorando”, mencionó Virginia, mamá de Anouk, alumna de primaria. “A mí me llevó toda la tarde explicarle a mi hija que se trataba de una amenaza y no de la presencia real de una bomba”, contó Jésica Martín, mamá de Delfina de 5to grado.

Gustavo Tamame, representante legal del Colegio explicó cómo habían ejecutado el plan de evacuación: “Cuando nos llegó la información dimos aviso a los directivos de cada nivel que fueron los encargados de organizar el desalojo de cada piso. Las directoras les avisaron a maestros y profesores, y luego dieron una vuelta para cerciorarse de que no quedara nadie. La policía nos había indicado que ubicáramos a los alumnos en la vereda que está frente a la institución, pero cuando bajamos aún no habían cortado la calle. Ahí se esperó que llegaran los padres a retirar los chicos y también la División de Explosivos del Ministerio de Seguridad, que se encontraba atendiendo otra amenaza similar en la Escuela Normal”.

A las 13:30 llegó el personal de explosivos que realizó junto a Tamame un recorrido exhaustivo de las instalaciones. Una vez que terminó, permitieron el ingreso del personal de maestranza.

Después de eso el representante fue hacer la denuncia para que se inicie la investigación. “No tengo ninguna sospecha, no se me ocurre que alguien de la institución haya hecho semejante cosa, pero de haberlo hecho está en problemas legales”, advirtió el representante legal. Y agregó: “Nunca habíamos realizado un simulacro, este acontecimiento nos encontró en medio de tratativas con el Departamento de Bomberos. Unas semanas atrás habíamos conversado para que nos dieran asesoramiento para situaciones de emergencia porque tenemos instalaciones nuevas, pero no lo habíamos podido concretar. Esto fue como un aviso y nos alerta para mejorar algunas cosas”, afirmó.

Fuente: GacetaCristiana.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s