Familia Cristiana Perseguida Por su Fe Escapa de Una Cárcel Tailandesa a Los EE.UU.

Una mujer china cristiana junto a sus dos hijas, de 15 y 4 años, escaparon de una cárcel en Tailandia para llegar a Estados Unidos y ser libres de practicar su fe, con la ayuda de funcionarios de la embajada, según The Associated Press.

Chen Guiqiu huyó de China con sus dos hijas luego de que las autoridades encarcelaron a su esposo, Xie Yang, conocido abogado de derechos humanos por la acusación de ‘incitar a la subversión’.

La activista cristiana, Bob Fu ha ayudado a Chen y otros disidentes que son oprimidas por sus creencias a escapar de China. Las tres llegaron a una casa de seguridad en Bangkok, Tailandia. Sin embargo, la policía tailandesa las encontró en la casa, tomaron sus pertenencias y las enviaron a la cárcel.

En la corte de inmigración, el juez ordenó que Chen sea deportada. Por lo que Fu explicó al Departamento de Estado de Estados Unidos y sus asociados en Tailandia, que encontró a Chen en la cárcel. Los funcionarios de Estados Unidos llegaron a la cárcel mientras Chen estaba en el tribunal.

Más de una docena de agentes de seguridad esperaban en la entrada para acompañar a Chen y sus dos hijas de vuelta a China. Chen oró al Señor, “No nos abandones ahora, no así.” Y entre lágrimas fue testigo de la respuesta a su oración al ver a funcionarios de la embajada de Estados Unidos que convencían a las autoridades tailandesas de llevar a Chen y sus hijas por una puerta trasera, de acuerdo con Fu y otra persona que quiso permanecer en el anonimato.

Cuando los agentes chinos se percataron que la familia había escapado, los siguieron hasta el aeropuerto de Bangkok, donde tuvieron una disputa sobre quién tenía la custodia de Chen y sus hijas, lo que sucedio despues se mantiene en reserva por los dos países involucrados, pero se sabe que Chen y su familia llegaron a EE.UU.

El esposo de Chen, fue a juicio y un abogado designado por el gobierno chino lo representará. Él se declaró culpable y solicitó que el tribunal le diera una sentencia más leve por el reconocimiento de su ‘falta’, esperando algún día reencontrarse con su familia.

Fuente: ImpactoEvangelistico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s