61 Años de la Muerte de Cinco Misioneros Estadounidenses en el Ecuador

jimelliot-20170224182413

Hace más de 60 años, una noticia sacudió al mundo: cinco misioneros protestantes de EE.UU. fueron asesinados en la selva ecuatoriana por nativos a los que habían ido a evangelizar.

Jim Elliot, Nate Saint, Ed McCully, Peter Fleming y Roger Youderian son los nombres de los cinco misioneros estadounidenses que fueron asesinados el 8 de enero de 1956 por la tribu de los huaorani en el Ecuador. Su historia fue una noticia mundial. Todo comenzó en septiembre de 1955 cuando Nate Saint logró divisar desde un avión un asentamiento huaorani en la selva ecuatoriana.

Los misioneros decidieron ir a evangelizar a esa tribu que vivía aislada y era muy agresiva con cualquier visitante extranjero e incluso entre ellos. El día 3 de enero de 1956 establecieron un campamento al que llamaron Palm Beach. Desde allí gritaban frases amistosas tratando de que los huaorani se acerquen. Tres días después, tuvieron el primer contacto. Finalmente el 8 de enero un grupo más grande, solo de hombres, se acercó al lugar.

El desenlace fue totalmente inesperado. El grupo de huaorani atacó con lanzas y asesinó a los cinco estadounidenses. Un día después, ante la falta de contacto por radio, un avión sobrevoló la zona y divisó los cuerpos de las víctimas que fueron posteriormente recuperados. Mincayani, uno de los agresores que años después se convirtió al cristianismo, relató que su grupo mató a los misioneros porque los ancianos de la tribu estaban furiosos.

“No había que dejar que los extranjeros vengan a nuestro lugar”, afirmó. El efecto que causó la masacre en EE.UU. produjo un aumento del financiamiento de las misiones evangelizadoras en todo el mundo. La viuda de Jim Elliot, Elisabeth, y la hermana de Nate Saint, Rachel, continuaron la misión y lograron ingresar a la selva, estableciendo buena relación con distintas tribus de los huaorani. Muchos de ellos fueron evangelizados e hicieron campañas en EE.UU. mostrando su arrepentimiento por el crimen.

Cuando Rachel murió en 1994, Steve, su sobrino e hijo de Nate, continuó la misión. Al día de hoy los cinco misioneros asesinados son recordados como mártires por diversas comunidades protestantes de EE.UU. Además de la película ‘End of the Spear’, se han publicado varios libros y cada año son recordados en la fecha de su muerte.

ImpactoEvangelistico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s