Milagro Sanó a Hijo de Extremista Musulmán y su Familia se Convierte a Cristo

misonero-20170222152127

El hijo de un perseguidor del cristianismo es sanado gracias a la misericordia de Dios. Musulmán en medio de su angustia comprendió que solo Jesús es el Señor.

Ismail* de 50 años era un musulmán fanático en Asia del Sur, nunca le gustó el cristianismo. Aprovechaba cada oportunidad para frustrar las actividades evangélicas, discutía constantemente con líderes cristianos, e incluso lapidaba aquellos que predicaban el Evangelio en las reuniones de la carretera. Aun así era un padre amoroso con Afsal*(15), su único hijo, al que más tarde detectaron un tumor cerebral.

Asfal tuvo que someterse a constantes cirugías y desde entonces llevó una vida encarcelada en el hospital. Sus padres se vieron obligados a venderlo todo con tal de salvar a su hijo. De repente hubo un nuevo diagnóstico: leucemia. Ismail y su esposa se hundieron aún más profundo en la desesperación. Se encontraban totalmente incapaces de hacer frente a cualquiera de los traumas de su hijo moribundo, o su deuda en el hospital.

Sin avisar a nadie, una mañana sacaron a su hijo del hospital, tomaron veneno, se dirigieron a una playa y caminaron hacia las profundidades del océano. Varios pescadores cristianos que se encontraban por la zona se dieron cuenta de tres personas que se hundían bajo las olas en la distancia. “Oh Señor Jesús!”, Gritó uno. Ellos corrieron a rescatar a los tres, pidiendo al Señor por ayuda continua. Mientras sacaban a la familia en el barco, la sangre goteaba de boca y la nariz de las víctimas.

Los pescadores los llevaron inmediatamente al hospital más cercano. Los médicos lograron revivir a la pareja, pero el niño se encontraba en estado de coma. Esa misma noche, a un pastor le fue revelado por el Señor la condición de la familia. Al día siguiente, junto a un grupo de oración los visitó en el hospital. El pastor oró fervientemente y compartió la historia del enfermo que trajeron a los pies de Jesús, de su conversión al cristianismo y de su propia curación de leucemia.

“Habíamos perdido toda nuestra esperanza y sólo queríamos morir, pero hoy hemos vuelto a nacer gracias a Dios”, explicó Ismail. Confesó sus pecados y se convirtió a Cristo junto a su esposa. Mientras cantaban al Señor, Afsal abrió los ojos. “El Señor vino a mí!” explicó el muchacho. “Me sonrió y puso sus dos manos en mi cabeza y en mi pecho. Sentí nueva sangre fluir dentro de mí, como la electricidad!” Se levantó de la cama y exaltó al Señor. Los médicos declararon completa y milagrosamente sano al muchacho.

* Los nombres cambiados por razones de seguridad

ImpactoEvangelistico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s