Niños Especiales Experimentan el Amor de Dios Por Maestra Cristiana

maestracristianakenia-20170215103721

Tener un hijo autista llevó a educadora preocuparse por otros que padecen como necesidades especiales. A través de sus enseñanzas impartió el amor de Dios, ayudando a sus estudiantes en su recuperación.

Grace es una maestra cristiana que dedica su vida a los niños con necesidades especiales en Kenia. Agradecida con Dios por los favores en su vida, y por la bendición de tener a Gedeón, su hijo autista, decidió hacer algo por los demás. Comenzó a notar que en su comunidad había muchos otros niños con necesidades especiales como su hijo y decidió hacer algo al respecto.

“Decidí no solamente para ayudar a mi hijo”, dijo Grace “, sino también llegar a muchos otros niños, incluso fuera de nuestra comunidad a través del amor de Dios, el mismo que me fue concedido por gracia”, dijo Grace. Así, comenzó una escuela para niños con necesidades especiales en su iglesia en Kenia.

Esa vocación la llevó a acercarse a Yvonne, niña de 8 años con síndrome de down, que gracias a las expresiones y enseñanzas de amor de Gracia ha mejorado en su comportamiento y le ha dado a su madre una nueva esperanza. “Cuando la conocí casi no podía hablar, no podía vestirse sola, no podía bañarse a sí misma, no podía usar el baño sin ayuda. Su madre no había sido capaz de pagar la ayuda necesaria para formar a Yvonne en las actividades de la vida cotidiana”, dijo Gracia.

Ella recuerda cuando Yvonne comenzó en la escuela hace dos años: “Ella era muy hiperactivo. Tuve que enseñar a su madre y animarla a trabajar pacientemente con su hija”. El progreso de Yvonne ha sido notable y sorprendente, incluso el de su madre Caridad, así como de otros niños que progresan gracias al amor de Dios. Gracias a algunas asociaciones como Samaritanspurse han recibido ayuda, entre ellas una caja de útiles que ha sido de bendición para sus vidas.

De la docena de estudiantes que asisten a la escuela de Grace sólo un pequeño porcentaje puede permitirse el lujo de pagar nada. Pero ellos están felices ahora y a medida que escuchan de Jesús, aprenden nuevas palabras. “Yo he experimentado demasiado amor de ellos y visto a Dios hacer muchas cosas aquí”, dijo Yvonne “No hay manera de que alguien quiera irse de este lugar”.

ImpactoEvangelistico.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s