Implican al 7% Del Clero Católico Australiano en Casos de Abuso a Menores

589a188b1a1c7_la-comision-real-australiana-anti-abusos

Una Comisión oficial investiga abusos que se produjeron en los últimos 70 años y que apenas tuvieron consecuencias. “Los niños eran ignorados o, peor, castigados. Las acusaciones no se investigaban”, denuncian.

“Sorprendentes, trágicas, indefendibles”. Así ha calificado la Iglesia católica de Australia las cifras presentadas este lunes a la Real Comisión anti-pederastia que revelan que entre 1980 y 2015 casi 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a menores cometidos por 1.880 miembros de la Iglesia. Esto es, por el 7% del clero de entonces, suma que ascendió en algunas diócesis a más del 15%.

La comisión real encargada de investigar la respuesta oficial a los abusos sexuales de menores en Australia desde 1950 tomará declaración a la práctica totalidad de los obispos del país en una serie de vistas públicas que durarán hasta el 27 de febrero.

En la primera jornada, la abogada encargada de los interrogatorios de la investigación, Gail Furness, dijo en Sídney que se recabaron un total de 4.444 denuncias y que estas apuntan a centenares de religiosos, 93 de ellos altos cargos de la Iglesia, y afectan a más de un millar de instituciones.

Los datos recopilados indican que el 78 por ciento de los denunciantes fueron varones y un 22 por ciento mujeres. También revelaron que la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que tardaron una media de 33 años en presentar las denuncias después de que se cometieran los supuestos abusos.

“De las 1.880 personas identificadas como presuntos perpetradores, 597 eran hermanos religiosos, 572 eran sacerdotes, 543 eran laicos y 96 eran hermanas religiosas”, precisó Furness.

“Entre 1950 y 2010, el 7% de los curas eran supuestamente criminales”, dijo Gail Furness: cifra que, añadió, ascendió en algunas diócesis a más del 15% del clero.

“Los informes eran deprimentemente similares. Los niños eran ignorados o, peor, castigados. Las acusaciones no se investigaban. Los curas y los (trabajadores) religiosos eran trasladados”, agregó.

“Las parroquias o las comunidades a donde se les trasladaba no sabían nada de su pasado. No se conversaban los documentos o se destruían”.

Australia encomendó a esta comisión, en 2012 y tras una década de creciente presión para que se investigaran las acusaciones de abusos sexuales a menores en todo el país, un estudio que ahora llega a su fase final, tras cuatro años de audiencias.

La comisión ha hablado con miles de supervivientes y escuchado acusaciones de abusos sexuales a menores ocurridos en iglesias, orfanatos, clubes deportivos, grupos juveniles y escuelas.

La Iglesia católica de Australia encargó al Consejo de Verdad, Justicia y Curación que emitiera una respuesta.

“Estas cifras son sorprendentes, trágicas, indefendibles”, dijo a la comisión el director ejectuvio del consejo, Francis Sullivan.

PELL, INVESTIGADO

En la investigación de la Real Comisión se vio salpicado el cardenal George Pell, ahora ministro de Finanzas del Vaticano, que fue interrogado por sus relaciones con presuntos curas pedófilos en el estado de Victoria en los años 1970.

Este lunes, independiente del trabajo de la Comisión, la policía victoriana confirmó que sigue con sus pesquisas sobre supuestos abusos cometidos por el purpurado en Ballarat en los años 70 y Melbourne en los 90.

Refiriéndose a la dossier que la policía ha compilado de declaraciones de víctimas y testigos de Pell, una portavoz afirmó que “los investigadores han entregado el expediente a la Fiscalía para su consideración”. Se trata de la segunda vez que la policía pasa este informe al Ministerio Público, después de que los fiscales decidieran dejar en manos de la policía la decisión de imputar o no al cardenal.

El proceder de la policía victoriana en este asunto no implica, por el momento, que el Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede sea culpable de ningún delito, pero sí que las autoridades aún consideran que hay elementos suficientes como para seguir con su investigación. El purpurado ha negado todas las alegaciones en su contra, tachándolas una y otra vez de “sin fundamento y totalmente falsas”.

ProtestanteDigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s