España: “El Reto es Permear la Sociedad Con Los Valores del Evangelio”

588f898b6289e_parlamentoyfeg

Se celebró en Madrid un foro con presencia de políticos evangélicos de países como Uruguay, Italia, Reino Unido y España.

El 2º Congreso Europeo Parlamento y Fe reunió en Madrid del 19 al 21 de enero a pensadores, pastores y personas vinculadas a la política, procedentes de varios países de Europa e Hispanoamérica.

Este movimiento impulsa el encuentro de cristianos interesados en la participación en la vida pública, y ofreció un foro para que se pudieran analizar cuestiones de actualidad referentes a la actividad política de aquellas personas que tienen una fe evangélica.

Uno de los ponentes invitados fue Xesús Manuel Suárez, vicepresidente de la Alianza Evangélica Española, que ha explicado a Protestante Digital algunas de las cuestiones tratadas en el congreso.

P. Acabas de participar del 2º Encuentro Europeo de Parlamento y Fe, con presencia de políticos evangélicos de distintos países. ¿Que destacarías del encuentro?

R. Parlamento y Fe es un movimiento que procura incidir con nuestra fe en el entorno parlamentario; en España está coordinado por Ricardo Ainstein, director del periódico UNO. Fue un privilegio contar con las participaciones del actual presidente del parlamento de Uruguay, Gerardo Amarilla, que nos habló de los desafíos y oportunidades que suponen la presencia de gobernantes en la iglesia, la del senador italiano Domenico Scilipoti, que nos habló de cómo defender la libertad del creyente en el ámbito político y lo hizo compartiendo su experiencia personal, y la pastora de la Cámara de los Lores del Reino Unido, Rosana Liste, quien también desde su experiencia práctica nos habló de la interactuación con los parlamentarios. Por mi parte pude compartir mi propuesta de cómo debe ser el discurso político de los evangélicos en España.

Cada uno habló desde una experiencia personal diferente y muy enriquecedora; incluso la forma de exposición fue variada, en función de la personalidad de cada uno; así, le pedí al hermano Domenico que me enseñase a hablar de forma tan electrizante en los mítines!

El último día, en el entorno del encuentro de la Fraternidad Carismática y Pentecostal, hubo dos mesas redondas, una con Rosana y Domenico y otra con Mariano Blázquez, secretario general de la FEREDE, y yo mismo.

El diálogo fue muy rico y se concretaron además propuestas concretas; señalo entre ellas dos: la del senador Scilipoti, que animó a la conformación de un movimiento que vincule a los evangélicos europeos (abierto igualmente a latinoamericanos) involucrados en política, con un equipo de pastores que les apoye; y la que yo mismo puse sobre la mesa, de establecer una coordinación de la labor de entidades evangélicas españolas ante las instancias políticas.

P. Vemos países donde la presencia evangélica en la política empieza a tener importancia, como en Brasil. ¿Esta siendo está aportación valiosa en algún aspecto?

R. No hay duda. La presencia de evangélicos en puestos de responsabilidad política es cada vez mayor, en buena parte porque estamos creciendo imparablemente en áreas como Latinoamérica y porque los evangélicos suelen generar confianza en la población.

Me interesan ahora dos cosas: una, que los evangélicos seamos capaces de madurar y homogeneizar nuestro discurso político; en este sentido, por ejemplo, Gerardo Amarilla y yo mismo coincidiremos el próximo mes en México en el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia y nos alegra comprobar que se van estableciendo foros de encuentro como este, en los que ir definiendo entre todos nuestras posiciones. La otra es que seamos capaces de marcar la diferencia y permear de forma práctica en la sociedad los valores del Evangelio, no para beneficio propio, sino para el avance de la democracia, la libertad y la justicia social.

P. En España los protestantes ¿podrían mejorar su participación en la vida pública? ¿Se presentaron propuestas en este encuentro?

R. Mariano Blázquez nos compartió su visión de cómo acercarse a los políticos y a las instancias políticas en España.

Mi propia aportación consistió en una propuesta concreta de cómo articular nuestro propio mensaje político y cuál puede ser el contenido de ese mensaje; si reclamamos ser escuchados, tenemos que asegurarnos de que tenemos algo diferente que decir y que, además de ser consistente con nuestra visión, sea eficaz para la sociedad.

Por otra parte, en la citada mesa redonda propuse iniciar una labor de concertación y refuerzo mutuo en la presentación de nuestras propuestas ante las instancias políticas. Los evangélicos no vamos sobrados de recursos, pero los que tenemos son muy interesantes y nos debemos esforzar por complementar nuestras respectivas capacidades buscando los beneficios de la acción coordinada.

ProtestanteDigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s