¡LA INSOLITA IGLESIA DEL HEAVY METAL!

299408_72249_1

En Bogotá, Colombia existe una insólita iglesia llamada Pantokrator donde hasta el Padre Nuestro se canta a ritmo de ‘Heavy metal’.

Es sábado. Son las 5:55 de la tarde y comienzan a llegar los singulares feligreses. Son jóvenes con el cabello largo, vestidos de negro, botas de cuero, con cadenas, accesorios con punta de metal y tatuajes. A las 6:00 en punto inicia el culto.

Se trata de Pantokrator, que es la primera iglesia cristiana de Bogotá, ubicada en el barrio Estación, donde las alabanzas a Jesucristo se fusionan con los acordes ‘endiablados’ del rock pesado.

‘Allá arriba hay una fiesta de locos’, dijo una señora que ve entrar a tres greñudos por una puerta angosta que deja ver la oscuridad del lugar.

El templo ocupa el segundo piso de una casa que se encuentra en una esquina, que está pintada en su exterior de blanco y en donde se puede leer en caligrafía confusa y letras rojas ‘Pantokrator’.

Adentro hay varias flores rojas pintadas entre lianas negras y una cruz gigante en el techo que demuestran lo lúgubre del templo.

‘Buenas tardes, mis hermanos…’, dice Cristian González, un joven de 31 años de edad que parece ser cualquier cosa, menos el pastor que toma las riendas del encuentro.

Pantokrator, que significa ‘Dios Todopoderoso’ en griego, fue creada en el 2003 como una iniciativa religiosa diferente para jóvenes de culturas urbanas.

Y según González, ‘tiene como fin predicar el amor y la misericordia del Señor por medio del Evangelio de Jesucristo a las personas que no han tenido la posibilidad de acercarse a Dios’.

Cerca de 100 personas llenan todas las bancas de madera y las 40 de plástico que hay en el salón. Además, todavía caben unas 20 gentes de pie.

Aunque la mayoría de personas que asiste al culto son ‘metaleros’, la idea de Pantokrator es que todos se sientan como en casa y nadie sea señalado, como según comentó Adriana Ardila, la esposa del pastor.

A los jóvenes les encanta, ya que ahí escuchan la música que les gusta, bailan y hasta oran en un ambiente muy raro pero que dicen que es sano. Han sido juzgados como satánicos.

Además, la comunidad ha logrado que personas drogadictas y alcohólicas superen este problema.

49599_n_26-02-12-21-45-58

Una vez que los nuevos chicos llegan al templo, casi todos se vuelven asistentes constantes y hasta colaboradores de la iglesia.

Una feligrés de falda negra larga, y vestida de ‘Dark’ sube al altar para iniciar la primera reflexión de la noche sobre el perdón a María Magdalena, la cual dura unos diez minutos.

El grupo de Heavy Metal pasa al escenario entre humo blanco y luces de colores. El ambiente está muy obscuro y todos se ponen a bailar al ritmo del metal y del rock pesado.

Una estampida silenciosa arrastra las sillas hacia los lados del salón e inicia el culto de alabanza.

El estrambótico espectáculo musical liderado por los toques a la batería del pastor, los sonidos guturales de los cantantes y la distorsión de dos guitarras eléctricas, hace que los asistentes empiecen a moverse frenéticamente como epilépticos.

Sus movimientos son bruscos, se golpean unos a otros al brincar y todos repiten: ‘Masacre, masacre, masacre a Belcebú’ (demonio).

Este es un culto insólito donde los metaleros alaban a Dios ‘a su manera’ y dicen que de ese modo han atraído a muchos jóvenes a su insólita iglesia…

299408_72249_1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s